Si algún enlace dejara de funcionar, por favor decídmelo para volver a subirlo



3 abr. 2011

Día de cal , día de arena

Ayer fue un día espectacular, habíamos sido invitados a la celebración del día del autismo por las mamis del grupo Afanya.
La invitación nos llegó el viernes a la puerta del colegio de manos de la casualidad y disponía de poco tiempo para convencer a mi hijo de la asistencia al acto.
Al salir por la tarde del cole y darle la noticia montó en cólera " ni te lo sueñes" me dijo todo cabreado.
Poco a poco y con la promesa de comparle cinco paquetes de cromos (refuerzo positivo) y estar "solo cinco minutos para ver y nos vamos" conseguí que diera un sí.
Entró con desconfianza pero poco a poco se fue amoldando y se lo pasó en grande, a las ocho de la noche aun no se quería ir.

Fue un día de blanca y luminosa cal.

Hace días que mi hijo vio en la tele el anuncio de una peli de marcianos y quería ir a verla con su padre, mientras yo quedaba en casa, ya que a mi ese tipo de pelis no me van. La cosa estaba clara , hoy por la tarde al cine a verla...

pero ayer vimos la clasificación por edades: "apta para mayores de 12 años"
- yo solo tengo diez y medio
- no importa hijo eso solo es orientativo, es para que los padres decidan
- no me dejaran entrar
- sí hijo, vas con papa y él decide, es el responsable

Ha llegado la hora de ir al cine y se ha quedado en casa, vestido, desolado y pensando que no puede ir porque es para mayores de doce años. Da igual lo mucho que le hayamos intentado convencer de que no importa.
- es para mayores de doce años, soy un don nadie
La angustia se ha ido apoderando de él. Se ha quedado frustrado, tirado en el suelo de su habitación, incapaz de salir al cine y ver la película que tantas ganas tenía de ver.

- soy un fracasado, soy un perdedor ¿porqué he tenido que nacer así?
- no mi amor, podemos luchar y ganar, sé que podemos y lo conseguiremos, sin duda.

Hoy ha sido. de nuevo, un día con sabor a arena.

2 comentarios:

fonsilleda dijo...

Me has hecho llorar.
No te preocupes, Santiago es como su nombre, como la ciudad que lo lleva, grande, resistente, duro. Aguantará todas las inclemencias de la vida y, seguro, aprenderá a hacerles frente.
Terminará pensando que es más que madie o, si no, tanto como lo sea cualquiera.
Es mejor que yo, es más listo que yo, seguro que más bueno que yo, tiene más carácter que yo, es muchísimo más joven que yo.
¿Fracaso?, háblale de los fracasos, pero, sobre todo, alaba y ensalza sus triunfos.
Tú me los has mostrado y son enormes.
Díselo.
Biquiños.

P.D. Y la peli, todavía podeis convencerlo o puede verla por "otros medios".

Ninalla dijo...

Se me ocurre que si otro niño de su edad ha ido a verla y se lo dice, quizás le ayude a convencerse de que no tiene tanta importancia la edad y puede ser un precedente para otras situaciones. Mira a ver si conoces a alguno.